20.3.06

Electrónica

Luz violeta / azul. Cámaras de humo. Bestias sudando. Hembras de tetas marchitas mojadas de cerveza. Machos perversos de vergas cobardes.
Mila hace su ingreso tras una cortina de humo. Su sonrisa labial azul, soledad, cocaína,
Mila danza, violenta, drogada, venérea y solitaria.
Miles de hombros desnudos, de miles de mujeres casi desnudas. El DJ vuela en la burbuja de acero. Castiga a las almas perdidas con una mixtura de compases que dejan cardenales en la piel.
Tecno endiablado, la masa silba, son sucias serpientes en celo. Mila, cocaína, un vestido negro, gafas negras y medias negras. La noche enfila tinieblas...

Juan Carlos Moya

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Es el vacío refugio de la gente que no sabe qué hacer con su vida.
Muy bien realizado.

Folguer

Anónimo dijo...

Es el vacío refugio de la gente que no sabe qué hacer con su vida.
Muy bien realizado.

Folguer

Anónimo dijo...

¿por qué no seguís escribiendo?

El Canibal Lector dijo...

Habia perdido la esperanza de encontrar un buen cuento en este blog. Me gusta, muy bien...

Anónimo dijo...

Un mal remedo de Bukowsky con anfetaminas...